viernes, 30 de noviembre de 2012

Techo verde



El techo verde es la última ecotecnia que hemos aprendido en Carranza, aunque el tiempo no nos dejo meter las manos, Erika nos explicó en una sesión teórica todos los detalles.


Antes de comenzar a marcar los pasos técnicos para llevar a cabo una cubierta verde, os dejamos un link al artículo de la revista EcoHabitar"Las ventajas de un techo verde" donde nos dan razones suficientes como para querer montar uno en nuestra propia casa.


Lo primero a tener en cuenta, es el soporte. En este caso hablamos de un entarimado de madera transversal a las vigas, dispuestas de manera radial. Desde la viga maestra, situada en el centro de la casa, que es octogonal, y como mínimo un metro más allá de la pared de la casa para evitar que la caída de agua de lugar a humedades dentro de la vivienda.

Para convertir este techo, en un techo verde, hay que añadir unos 15 centímetros de tierra del terreno, donde arraigarán plantas de raíces poco profundas, como máximo 7 cm. Si en nuestro terreno la vegetación que sale silvestre es más alta de estos 7 cm deberemos plantearnos meter compost con semillas de grama o siemprevivas (vegetación baja que no requiere muchos cuidados)
Al norte, sobre todo en otoño e invierno, suelen salir musgos y líquenes que irán muy bien para amortiguar los fríos en el interior de la casa. 

Antes de la tierra, es necesario interponer capas de distintos materiales impermeabilizantes y canalizadores de agua:
- Corcho, u otro material aislante.
- Caucho, que hará de impermeable. Se adquiere en rollos grandes de los que habrá que cortar paños para adaptarlo a la forma deseada. Estos han de ser grandes, las uniones se harán solapando paños unidos con pegamento, e incluso se pueden reforzar estas juntas con trocitos a modo de parches para reducir filtraciones.
- Geotextil, que por un lado frena la tierra y por otro protege el caucho de arañazos superficiales.


En los techos verdes está prohibido trabajar con herramientas de hierro, así que la tarea de extender la graba y la tierra se debe hacer a mano, para no arañar las capas aislantes que impedirán filtraciones de humedad.

Además, para evitar encharcamientos o goteras es importante sustituir la tierra por chinarro en todo el perímetro del techo y en los alrededores de todos los huecos (ventanas horizontales, chimeneas, paredes...) que han de sellarse lo mejor posible. 
Esa franja de chinarro en la parte exterior servirá como canalón natural, pues facilita que el agua corra hacia los desagües. Es conveniente añadir otra capa de geotextil debajo de las piedras.

Los desagües del tejado verde, estaban acabados con una goma de riego  ancha y larga, que evita tener un canalón libre que pueda humedecer la propia casa. Esta goma puede orientarse hacia donde se quiera, pudiendo así utilizar el excedente de agua en los tejados para regar el jardín o el huerto.

Para rematar el acabado exterior, nuestros anfitriones usarán una chapa de zinc, por ser un metal que no se oxida, para recubrir la madera de los aleros de la casa. En esta zona, por ser más húmeda no valdría con el aceite de linaza para evitar la degradación del material.

Si por climatología, existen posibilidades de que el techo se seque en verano, lo ideal sería instalar un sistema de riego por goteo, puesto que la vegetación del tejado evitará en gran medida el calor del verano en el interior de la casa.

Esperamos que, como a nosotras, esta experiencia ajena os sirva para haceros una idea bastante aproximada de como crear un bonito y útil techo verde.

Para más información, en la biblioteca de este blog hay varios dossieres informativos de como generar un techo verde en pdf.

3 comentarios:

Guatemanchega dijo...

No me puede gustar más ese techo...

Y vuestro blog.
Soy seguidora y fan de este proyecto, y espero que nos encontremos pronto en el camino.
Besooos!!

Supercalifragi dijo...

A ver si la navidad nos une, que son fechas mu mágicas.
Gracias por ser tan fan.
Un beso, chacha

Anónimo dijo...

Muy bonito. Lo había visto alguna vez (en una postal) , pero ... me alegra ver como lo diseñan