domingo, 31 de marzo de 2013

Una construccion de superadobe paso a paso

Cuando se trata de construcción natural, ¿qué mejor que ver experiencias concretas y reales para incentivar la autoconstrucción?
En esta entrada queremos hacer un resumen del proceso de construcción con superadobe de Leo Torsello. Gracias a Leo y a la Bioguía por dejarnos ver su buen hacer. 


marcado
Replanteo de la casa.


Estamos hablando de marcar la circunferencia que será el perímetro de la casa, puesto que son construcciones de planta redonda.
Para ello haremos un compás de tierra clavando un palo en el suelo al que ataremos una cuerda de la longitud del radio por dentro de la casa y otro concéntrico algo mayor que añada el grosor de la pared y los drenajes de los cimientos.


zanja de piedra y cemento
Cimientos
Una vez planteada se cavó una zanja de unos 50 cm de profundidad por 40 de ancho. 
Se cubrió toda con un plástico grueso para aislar de la humedad.
La primer vuelta de cimiento se hizo con más cemento, un 25%, para darle mayor consistencia a la base. La segunda vuelta ya la arrancamos con la mezcla normal.

Rellenado de bolsas
La mezcla 

TIERRA + 5% de CEMENTO y agua. 
2.1
grado de humedad optimo del mortero
No llega a ser barro, pero es bastante húmeda.
El punto justo de la mezcla se puede ver cuando se toma un puñado, se compacta con la mano, y al arrojarlo para arriba y caer nuevamente en la mano, no se desarma. 
Las tierras mas arcillosas hacen mejor mezcla con cal mientras que las tierras mas arenosas se mezclan mejor con cemento.
Sacos.


saco de polipropileno donde se
mete la mezcla
Como bolsas para rellenar usamos un rollo de saco de polipropileno (rafia sintética), que mantendremos protegido del sol directo para que no se debilite.

Cortaremos tramos de saco en función de las necesidades de la construcción, previa medición en pies de cada uno de los tramos, dejando un poco más para el cierre de los extremos.

Compactado.
Una vez rellenos los sacos, hay que compactar bien cada hilada, para que al endurecer, no hagan grietas y la estructura no pierda dureza. El compactado se hace con una herramienta llamada pisón. Sabemos que el compactado está bien hecho cuando al golpear con el pisón el sonido que produce cambia.
colocado y rellenado de sacos según marca el compás a la derecha
pisonado de saco y vista del alambre de puas a la izquierda
 Alambre de púas.
Entre hilada e hilada de saco se pone alambre de púas para que los sacos no se deslicen. El uso del alambre de espino es el que da a estas construcciones el carácter de antisísmicas.

Si la construcción se va a cerrar en forma de domo, en las últimas filas de la cúpula hay que poner dos hilos de alambre entre fila y fila, puesto que al ir cerrando cada vez más, quedan más voladas que en las partes bajas.

Sirve también para agujerear el saco y que suelte el aire que pueda quedar dentro. Siempre hay que poner el alambre cuando el mortero del interior esté aún fresco.
Colocación de aperturas.
A medida que vamos construyendo con superadobe, tenemos que prever dónde van las aperturas de puertas y ventanas. Estas aperturas se respetarán desde el principio, para ello se usan moldes hechos a medida o directamente los marcos de las carpinterías definitivas.
Revocos.
Al terminar de levantar la casa hay que revocar. Revocar es proyectar mortero contra las paredes de saco para que quede un acabado de tierra. Las primeras capas de revoco serán toscas, añadiendo cal y alisando más las últimas para conseguir un acabado más fino.
primera capa de revoco.
Pintura.
Las pinturas más recomendadas para estas construcciones son las naturales, siendo de entre ellas la cal una gran aliada por su capacidad transpirante e insecticida.
 'o 'o

Fuente: "La Bioguia"                                                                                                       

1 comentario:

Anónimo dijo...

que maravilla