sábado, 7 de diciembre de 2013

Aleros de las ventanas





Esta semana hemos estado construyendo unos bonitos aleros a las ventanas con estructura de caña.

Nos encanta el resultado, estamos orgullosas del trabajo realizado, gracias a Sali y a Miguel por la idea, las manos y las ganas.

Me encanta la cara que tiene el domo con ellos, parece un personaje de la película de Monstruos S.A.


Ya estuvimos haciendo nuestros primeros pinitos con las estructuras de caña en septiembre, de la mano de Sali, nuestro jefe de obra y promotor del eCoop, que venía de Granada de hacer un curso, y traía todos los conocimientos sobre estas estructuras recién sacados del horno.

Sali, el orgulloso creador de estos maravillosos aleros
La base de la estructura de los aleros es la misma que la de aquel cenador que comenzamos a hacer en la casa de campo de Juan, uno de nuestros hermanos de barro.


Para adosar la estructura de los aleros al domo hemos tenido que hacer unos agujeros de aproximadamente 10 cm de diámetro en el contramuro de la construcción, otros 3 del diámetro de una caña en el muro para anclar las cañas que separan el arco inicial de la ventana a la que pretenden cubrir del sol y las lluvias.


Esa estructura de caña se recubre de mallazo para poder revocar de barro el alero.

Así de bonitos quedan una vez aplicado el primer revoco de barro y paja a la espera de poder integrarlos con el resto del domo con un segundo revoco de arena cribada y cal.







Sali y Miguel seleccionando y atando las cañas que conformarán el arco inicial.













Miguel fortaleciendo la forma del arco con cuerdas una vez introducida en los agujeros del contrafuerte















Inclinación del arco para el alero con cañas que fuerzan al arco desde el muro. Se ve en la foto pintada con tiza en la pared la señal de por donde irá la roza.












Estructura puesta, roza en la pared hecha y Miguel cortando el mallazo que sujetará el revoco.



















Revocando con barro y paja la estructura de caña y malla.
















Vista desde abajo antes de aplicar el revoco por esta cara del alero.













Esther revocando la parte inferior del alero con las gafas de seguridad. Está preciosa vestida de mosca ;)D














Esther limpiando los restos de revoco del contramuro mientras Miguel monta la estructura de la otra ventana.





1 comentario:

Lucía Moreno Velo dijo...

Precioso. Está quedando genial.
Lucía