miércoles, 26 de febrero de 2014

Tesoros III. En las ruinas.


En "Pájaros en la cabeza" llamamos tesoros a todo aquello que llega a nuestras manos de forma gratuita y que tiene posibilidades de una segunda vida en nuestro proyecto. 

Para hacer un recorrido por los tesoros que han llegado hasta nuestras manos, aquí te dejamos estos enlaces: Buscando tesoros Tesoros II


La semana pasada, en la que tuvimos la suerte de contar con las manos y las risas de 15 amigos, inauguramos la temporada de incipiente primavera.
Además de ir preparando el cortavientos de nuestro futuro bosque de alimentos, nos hemos dedicado a llevar hasta el terreno algunos tesoros de las antiguas ruinas a los que ya les teníamos echado el ojo. 

Unos ladrillos de ceniza y cal hechos a mano por los ancestros de Esther.
De ellos estaban hechas las paredes que dividían estancias en su antigua casa.


Con ellos pretendemos hacer la barbacoa y su encimera y posiblemente la base de la encimera para la cocina del cubillo de superadobe.

Tenemos dos furgonetas de estos ladrillos esperando a que llegue el momento de hacer algo con ellos.


Hemos traído a la parcela una rueda de tractor que pesa como un muerto. Para ella habíamos pensado en una pintura de colores y que sirviese como contenedor de un arenero para que jugasen los niños, pero estos días han surgido muchas ideas fruto de la inspiración primaveral y del vino tinto. 

A mi me gustaría usarla para generar un estanque artificial que pueda ser el comienzo de nuestro riego para el bosque de alimentos. Es decir, llenarlo desde la alberca y que vierta el agua que va rebosando sobre la acequia semitranspirable, hecha con tejas de arcilla, que repartirá el agua por el terreno. Además podríamos meter algún pez y disfrutar del sonido del agua golpeando las piedras....una idea cuqui para darle una poética segunda vida a esa rueda desgastada por el esfuerzo y el abandono.



Y como colofón sorpresa este pedazo de tronco talado de nogal que encontramos medio enterrado en las ruinas y que borriqueando entre cuatro personas logramos sacar de su cama de arena. 


Después de limpiarlo bien de tierra y piedra y de transportarlo hasta "casa" con una carretilla, ya es parte de nuestro ajuar de tesoros. 
Ahora queda hacer una laboriosa tarea de desinfección de termitas con vinagre y de hidratado de la madera antes de convertirlo en una bonita mesa de exterior.

Gracias por estos días alegres y por vuestra ayuda a Carlos, Tere, Mari, Elena, Yolanda, Adri, Sali, Mikele, Esther Kiras, Alberto Luna, Irene, Sonia y nuestros conquenses favoritos Belén, Ángel y Rosita. La familia de Pájaros en la cabeza va creciendo y nosotras nos sentimos como orgullosas "mamás gallina" rodeadas de polluelos asilvestrados.

3 comentarios:

Lucía Moreno Velo dijo...

Qué suerte haber encontrado todos esos tesoros.
La idea del estanquito con la rueda de tractor es muy buena. ¿Dónde habeis encontrado esas imágenes?
Me interesa mucho la idea de la acequia semipermeable. ¿Sabeis dónde puedo encontrar más información?

Yo también he estado trabajando bastante en el Herrén, pero estoy teniendo problemas para subir las fotos para una nueva entrada.

Un beso,
Lucía
www.unasuertedetierra.blogspot.com.es

Supercalifragi dijo...

Hola Lucía, no tengo fotos de la idea, está todo en mi cabeza.

Espero poder enseñar fotos del invento en nuestro terreno para primavera....si el tiempo nos deja.

La foto del estanque supongo que la sacaría de facebook, pero no sé, cuando uno padece Sindrome de Diógenes digital pierde de vista las fuentes ;)

Supercalifragi dijo...

¡¡¡Hola de nuevo!!!

En piscinas naturales se trata de encontrar un equilibrio ecosistémico. El movimiento del agua y los vegetales son los dos hitos importantes en los que se basa para encontrar el equilibrio jugando con distintas variables de los dos.
A mi modo de ver, la posibilidad de movimiento de agua por calentamiento, según el principio de los calentadores solares, sería muy poco caudal. No creo que se pueda tener en cuenta como condicionante, normalemente se habla de pequeñas cascadas, pero eso solo se puede saber probando….. seguramente por eso te habrán aconsejado tener una gran superficie de plantas. Nosotras hemos oido que para piscinas estancas, sería necesario hasta ¾ partes del espacio total dedicadas a plantas purificadoras.

Para nuestra alberca, en momentos en los que no tengamos mucha salida de agua para riego, habíamos pensado en poner un pequeño molino que traduzca el viento de la superficie en un movimiento de aspas dentro de la alberca para hacer que el agua se mueva.

En cuanto a la goma del limpiafondos casero. Eso si lo hemos probado y da igual que sea más corta o más larga. La succión, en nuestro caso, debe ser para salvar el borde de la alberca por tanto es la misma desde más cerca o desde más lejos, eso sí si es más larga conviene sacar el agua que haya podido quedar en la goma anteriormente antes de pegar el “chupetón”, para evitar traguitos no apetecibles jejeje, lo que si es preferible es que la goma no sea de gran calibre. En cualquier caso es más cómodo si es corta, nosotras aprovechábamos para regar los arriates que hay alrededor de la alberca con esa agua.

Sobre lo del agua oxigenada para los anfibios no tenemos ni idea.
En cuanto a lo de las carpas, nos parece una buena idea, de hecho estuvimos viendo un video de unos chavales que han montado una piscifactoría ecológica cerrando los ciclos. Sus estanques tenían forma cónica de manera que los sumideros quedaban en la parte mas baja. Limpiaban los tanques de los animales solo abriendo una bálbula y con ese agua regaban y fertilizaban un huerto ecológico de la mega leche.

A Esther lo de tener peces donde vamos a bañarnos no la cautiva mucho, y si te digo la verdad (aunque me haga la guay) a mi tampoco, así que tendremos carpitas en ese estanque hecho con una rueda de tractor, que será el encargado de repartir el agua de riego que llega desde la alberca hasta los frutales y la huerta.

Esperamos haber sido de ayuda, aunque os recomendamos que no lo toméis todo como palabra de sabio, porque como decimos en la entrada nosotras también estamos probando y es posible que estemos equivocadas en muchas cosas.
Un besazo.