sábado, 29 de marzo de 2014

Elección de pintura




En este post queremos presentaros las posibilidades existentes para pintar una construcción ecológica. 
Tomar una decisión no ha sido fácil, de echo aun no la hemos tomado aunque tengamos un favorito.



Como ya explicamos, hemos tenido problemas con lo que creíamos que sería nuestro acabado final sin pintura de marmolina y cal. Después de raspar la capa por las zonas donde la lluvia la había desprendido hemos estado buscando la pintura que más se ajustase a nuestras necesidades. Una pintura que sea barata, transpirable y duradera.

La transpirabilidad es obligatoria porque no queremos dejar en la estacada todos los esfuerzos que hemos hecho para construir unos supermuros de superadobe de la superleche, a los que les quitaremos todas las propiedades si metemos una capa de pintura plástica, no transpirable, en la fachada. Sería como ponerle un condón a una construcción que, a diferencia de las convencionales, es capaz de regular su propia humedad.

Que sea duradero es necesario por lo inaccesible que será la cúpula cuando no tengamos puesto ningún andamio, así que buscamos algo que se mantenga estable sin requerir mantenimientos regulares.

Hay tres tipos de pinturas ecológicas minerales. Las pinturas a la cal, al silicato y de arcilla. Dejamos fuera las de arcilla por servir solo para interior. Así nuestras grandes candidatas sonLas pinturas al silicato y las pinturas a la cal.

Las pinturas al silicato son las ganadoras absolutas en la categoría "mejor pintura ecológica en el mercado", y como cabría suponer hacen honor a su puesto en el ranking con un precio que da miedo....por este motivo, nuestro renqueante y maltrecho bolsillo las había dejado fuera. Son transpirables y ofrecen una garantía de durabilidad de aproximadamente 20 años. La gama de pigmentos para colorearlas es bastante fea, aunque alguno se salva. Aún así no hemos dejado de preguntar a todas las casas que las ofrecen y hemos encontrado una de ellas, a través de la Red verde, que tienen un precio menos prohibitivo. Esto nos gusta y nos asusta a partes iguales. ¿Por qué son tan baratas en comparación con otras de sus mismas propiedades? ..... en fin, que asco da todo lo caro.

La pintura a la cal es todo un mundo en el que te vuelven loco, puesto que hay muchos tipos de cal diferente y cada una de ellas tiene una durabilidad. Nuestro primer impulso fue pensar en hacerla nosotras mismas con la cal que nos ha sobrado de la construcción, pero sabemos que esas soluciones suelen desconcharse, por lo que nos asomamos a las soluciones comerciales que están hechas con cales más duraderas y buscando llegamos a la página de la tienda on line de Easy tadelakt, tienda que regentan Marcell y Joan, los que fueron nuestros profes en el curso de Tadelakt que hicimos hace dos veranos. Aun no nos han pasado presupuesto pero garantizan su pintura de por vida, si a la cal se le añade una solución posterior de "agua de vidrio".  

Tienen una gran variedad de pigmentos naturales que añadir a la cal, que la hacen más atractiva para el acabado que pretendemos. Todo esto y un trato de amigos, que marca la diferencia, hará que su pintura sea la guinda para nuestro "pastel". 



Estas son algunas de las pruebas de color que "mi señora" ha hecho en photoshop para que nos hagamos una idea de como quedaría nuestro domo acabado. Tiramos para los rojizos. ¿Esta molón, eh?

3 comentarios:

xaroIgual dijo...

Hola dignidades!
A mi me gusta en amarillo.
Que disfruteis de la vida.

Lucía Moreno Velo dijo...

Uf, qué difícil. Me gusta el ocre, creo que es ocre ¿no?

Un beso,
Lucía
www.unasuertedetierra.blogspot.com.es

Anónimo dijo...

Cal en polvo de ferretería más agua, hasta que parezca yogur líquido. Bastante barato, y se renueva cada pocos años.
Podéis añadir pigmetos en polvo, que también se venden en cualquier ferretería.
El color lo más parecido a la tierra del entorno. Ya que hacéis una casa tan ecológica, pues no deberías olvidar el impacto ambiental.
Genial todo lo que hacéis.