viernes, 18 de abril de 2014

Primer bosquete de frutales




Desde hace más de un mes tenemos instalado un primer grupo o bosquete de frutales. 
La idea es ir generando distintos grupos como éste. Dentro de cada bosquete convivirán especies con necesidades de agua y luz parecidas. En éste hemos colocado frutales típicos, aunque no demasiado rústicos.


Nuestro bosque comestible se irá haciendo mayor con el tiempo. La idea es ir generado poco a poco los diferentes bosquetes que compondrán el bosque completo, diseñando un sistema de riego por gravedad, que sea también capaz de captar el agua de lluvia y repartirla por toda la vegetación que integrará el bosque de alimentos. 


Hitos de piedra donde queríamos un agujero para plantar frutales
Para alojar los arboles perimetrales del seto cortavientos y los frutales del primer bosquete, llamamos a una máquina que nos hiciese unos agujeros generosos que garanticen el asentamiento de los árboles rompiendo de antemano la costra de cal del suelo. 
Hemos metido una buena cantidad de humus que hará de cama alimenticia a los frutales antes de tapar los agujeros y generar su alcorque.



alcorques de frutales con acolchado y decorados
con la piedra del terreno.
En el alcorque, cada uno de ellos lleva una dosis de caca de la vaca y un buen acolchado vegetal que retenga la humedad y evite la evaporación a base de tallos de gramíneas del terreno.  

Nosotras pretendíamos empezar con las especies de frutales más aclimatadas a estas zonas y las fijadoras de nitrógeno, pensando en que ellas fuesen esas primeras colonizadoras poco exigentes del territorio, para luego ir añadiendo especies más delicadas. Al final no ha podido ser así, desde el vivero llegaron los frutales que tenían en ese momento y en su mayoría son especies que necesitan más riego (esperemos que sean capaces de soportar la dura climatología del lugar)

Ninguna es demasiado exótica, pero desde luego no son las mayoritarias en estas tierras. Las especies plantadas en este primer bosquete son:
Un nogal grandote, de unos 5 años, que claramente es el "señor" de este primer grupo de frutales, varios manzanos, varios perales, varios cerezos, 2 kakis que no terminan de despuntar, un paraguayo, un avellano, 2 nectarinos y bastantes granados. Estamos mimándolos para intentar garantizarles el arraigo en nuestra parcela,  por ello hemos ubicado este primer bosquete de especies "más delicadas" cerca de la alberca, que será el foco principal de riego. Este es un esquema de todo lo que hay plantado en estos momentos.
diagrama general de la parcela con las especies plantadas esta primavera
Todos los frutales tienen al menos tres años y venían del vivero de nuestro
hermano a raíz desnuda. Estuvieron unos días en una cama provisional hasta que les fuimos dando ubicación a cada uno. 


Llegada de los árboles desde el vivero
cama de tierra húmeda para los frutales que venían a raíz desnuda.














Los alisos son un intento de poner fijadores de nitrógeno en el bosquete, pero en el vivero no tenían más unidades de los que habíamos pedido (acacias, robineas, cercis y eleagnus, las especies del seto) así que por querer traer el número de especies fijadoras que les habíamos encargado, rellenaron con alisos hasta los 20. Será difícil que "tiren" por ser una especie de ribera (les hemos hecho una jugarreta a los pobres alisos) pero una vez que los teníamos en el terreno había que ponerlos.  Aún así en este mes nos están sorprendiendo, se les ve vigorosos aunque todavía es pronto para aventurar nada. En un afán de cuidarlos bien, los hemos ubicado en las zonas del bosquete donde el riego va a ser mayor, esperando que respondan de buena manera....a ver que tal.

Para regar por gravedad desde la alberca, siempre habíamos pensado en un sistema de riego a goteo, pero al llegar la hora de la verdad, nos dimos cuenta de que a ninguna de las dos nos motivaba demasiado tener la parcela llena de gomeros que tendríamos que recoger y limpiar de cal (con ácido) aproximadamente una vez al año. Así llegamos a la conclusión de que cambiaríamos de sistema por uno más natural. 
sistema de riego por acequias siguiendo curvas de nivel


El riego consiste en la conexión de los alcorques siguiendo las curvas de nivel del terreno circulando el agua de unos a otros por unas pequeñas acequias o regueros superficiales (haremos una entrada hablando exclusivamente de la forma de riego en los próximos días).  


Plantitas de garbanzo en las riberas de los regueros
entre frutal y frutal.
vista del diseño de riego entre frutales.
Aprovechando el agua que transportarán los regueros de un árbol a otro, entre los que hemos dejado unos 6 metros de distancia, hemos plantado garbanzos. Para poblar el terreno de alguna leguminosa que aguante un verano manchego y que sombree el reguero evitando la evaporación del agua en su paso de un frutal a otro, así los garbanzos se regarán a un tiempo con los árboles.

Hasta aquí más o menos el resumen de la currada de este més. La mayoría de las fotos tienen unas semanas, hoy los frutales lucen más hojitas y el terreno, después del arado, empieza a poblarse de platas colonizadoras y verdeguea a su antojo.

6 comentarios:

Lucía Moreno Velo dijo...

Fantástico. Me quito el sombrero. Qué paliza os habeis dado, chicas. Me gusta mucho el sistema de riego y espero impaciente la entrada especial, principalmente porque mi plan para el Herrén es copiaros todas las ideas (y demostrar así mi gran inteligencia).

Un beso,
Lucía

Supercalifragi dijo...

Jajajaja. pava.
Ayer lo pusimos en marcha por fin y funciona muyyyy bien. Me esforzaré en esa entrada para que pueda plagiarse a la perfección ;)

jacintosolanas dijo...

Chapó prima, vengan esos arboles, crezcan!

María Victoria Arroyo dijo...

Yo también odio los tubitos. Reconozco que en zonas muy concretas y para cosas muy delicadas y caprichosas pueden ir, pero lo bonito es ir adaptando y descubriendo especies que se apoyen unas a otras y no los necesiten. Os aseguro que el tema de los atascos es un coñazo.
Yo miraría el bosquete como un campo de pruebas: no quiero salvar los frutales a toda costa, sino que son mis datos de campo de este año. Los datos me los van a dar las hierbas colonizadoras y los frutales - TODOS.
No movería más el terreno y No quitaría ninguna hierba, AL CONTRARIO: Regaría un poco con manguera esta primera temporada tras las lluvias. Lo que me van a decir los frutales y las hierbas es cómo se cosecha el agua en vuestro terreno. Dónde y cómo estamos cosechando el agua.
Los supervivientes servirían como avanzadilla para ampliar luego. Las zonas en las que las hierbas colonizadoras nos indiquen humedad y situación favorable pueden ser núcleos iniciales para empezar con manchas nuevas de fijadoras y otras hierbas y arbustos, incluso de secano.
Bueeeeno, se podrían segar las hierbas de la base de los frutales delicados y acolchar, porque no les gustaría la competencia. Bastante tienen los pobrecicos....

Supercalifragi dijo...

Gracias Mavi. No moveremos el terreno y estaremos atentas a las hierbas para ver donde nos indican más humedad y evolucionar con más conocimientos.

Un besote y esperamos tener pronto por aqui a nuestro elegante Bill Mollison de Pastrana ;)

Lucía Moreno Velo dijo...

Yo también acolcharía.