jueves, 25 de septiembre de 2014

Reflexiones sobre el huerto



Hemos sido unas hortelanas de garrafa, sin método ni planificación. 
Un poco así a "la pata la llana" lo hemos llevado, pero intentando estar atentas a todo para ver qué sucedía en nuestra huerta y sacar datos para años venideros.

Dejamos en este post algunas de las cosas que hemos observado, aunque el estudio haya sido menos riguroso de lo que nos hubiese gustado.
En unos 200 metros cuadrados hemos plantado alrededor de 40 variedades diferentes de plantas entre hortalizas y aromáticas, haciendo caso al principio más valioso en agricultura ecológica, la biodiversidad.


Apenas hemos quitado hierba, hemos regado a manto, las plantas no han tenido ningún tratamiento excepto un poco de azufre para combatir el oídio en calabazas, calabacines y pepinos.

Dicen por ahí que este año no ha sido un buen año de tomates, nosotras hemos recogido muchísimos. Tantos como para tener una buena reserva de pisto en conserva para todo el invierno, comer en fresco casi todos los días y repartir a la familia, sobre todo cherrys y los de pera que compramos al vivero ecológico de Ecolugar, una de las plantas más duras y productivas de todas las que hemos tenido en la huerta.

Tajetes en el huerto, planta eficaz contra nematodos 
TAJETES. 
Suponemos que han hecho bien su función de planta de control, puesto que todas las plantas han estado vigorosas y productivas. Gracias a ellos hemos disfrutado de un toque ajardinado en la huerta con tantas flores de intenso naranja. 
Es ahora cuando nuestros tajetes están empezando a perder vigor y pensamos recoger semilla para tener más y mejor al año que viene.



la superberenjena.
SEMBRAR PLANTA O SEMILLA.
Hemos plantado semillas y plantel (propio y comprado) y claramente hemos visto que el plantel de invernadero sufre mucho hasta que empieza a hacerse al terreno.
Los planteles de tomate, de pepino, de melón y de berenjena comprados han tardado más en adaptarse y dar fruto en el terreno que los que hemos hecho nosotras (bueno, quien dice nosotras, dice el señor Esteban, que nos ha ayudado mucho, con los planteles y con muchas otras tareas) 
Hemos plantado semilla directamente en el terreno de zanahoria, girasoles, rabanitos, maiz, garbanzo, judías verdes y judías blancas y todo ha ido genial.
Por cierto, hemos alucinado con la capacidad de crecimiento de los girasoles.


Vista del huerto
SEMBRAR  EN LOS REGUEROS DE LOS FRUTALES. 
Hemos plantado garbanzo, melón y sandía en los bordes de los regueros del sistema de riego de los frutales, para garantizar el sombreado a los canales de agua y evitar evaporación.
Hay que mejorar mucho este planteamiento. Los garbanzos acabaron taponando los regueros por haberlos plantado demasiado cerca y han dificultado el riego de los frutales hasta que los segamos en julio.

RIEGO A MANTO.
Se gasta más cantidad de agua, pero se nota que el terreno y las plantas lo agradecen. Nos encanta la forma de riego, ver y oir correr el agua es una delicia y genera infinidad de vida. 
La alberca, como principio del sistema de riego, y foco de los baños veraniegos lo ha agradecido, puesto que al renovar el agua cada 7-10 días siempre ha estado limpia y dispuesta para el baño (posiblemente demasiado fresquito, pero es lo que hay)
Garbanzos en regueros

GARBANZOS. 
Los plantamos por ser la única leguminosa que aguanta el verano en esta zona y  que estábamos a tiempo de plantar. Plantamos alrededor de 10 kilos de garbanzo pedrosillano y habremos recogido unos 30 kilos, sin ser demasiado limpias en ello, para que la semilla que haya quedado en terreno fructifique el año que viene. Claramente hay una diferencia cuantitativa de producción entre los de secano y los que pusimos a los lados de los regueros.
Recogidos en verde, son tan ricos como las habas.
Hemos aprendido lo laborioso de la recolección y el pelado, nunca volveré a pensar que los garbanzos son caros.

VARIEDADES. Nos declaramos fans de las variedades locales.


Matas de calabaza berrugosa
TREPADORAS. El año que viene van fuera de la huerta, ¡por ingobernables! Claras candidatas para hacer sombra en lugares donde la necesitemos son las calabazas berrugosas y los judiones blancos.

TUTORES ¿SI O NO?
Nos habían dicho que en esta zona no se suelen tutorar los tomates, y nosotras pensábamos no hacerlo, hasta que vimos que era imposible no tutorar si regábamos a manto, en un mes las tomateras tenían muchísimas ramas en contacto con el agua, así que necesitamos que nos instruyan mejor sobre cómo hacerlo si regamos así, y por descontado que el año que viene tutoraremos desde el principio para evitar el caos de este año.


PIMIENTOS. 
Salen  tarde y muchos. Los reyes de este año han sido los italianos, llevamos un mes cogiendo un par de kilos semanales de tan solo 8 matas.
No nos han ido bien los de padrón y algunos otros, aunque suponemos que será por estar en caballones demasiado altos.
Las guindillas son... demasiado; imposibles de comer sin sufrir, producen mocos, lágrimas, irritaciones de garganta y se duermen las encías. Si alguien quiere una sensación fuerte de verdad y no tiene dinero para hacer puenting, regalamos semilla.

RABANITOS. 
Geniales para hacer talleres con niños, una hortaliza preciosa que crece rápidamente. Como no sabíamos que eran tan rápidos plantamos muchos. Hemos tenido que encurtirlos para ir usándolos poco a poco durante el año como ingrediente para las ensaladas (solo sabemos usarlos así, pero aceptamos consejos para comerlos de otra forma)
Rabanitos, zanahorias y maiz 

ZANAHORIAS.
Las plantamos demasiado juntas y como somos de las de "to pa alante" no las quisimos clarear. 
El consejo para el año que viene es mezclar la semilla con arena para poder repartirla mejor en el bancal. Además hay que descantar el lugar donde vayamos a ponerlas, nuestro terreno tiene demasiada piedra y las pobres han tenido que adquirir formas imposibles para poder crecer.

5 comentarios:

Lucía Moreno Velo dijo...

En resumen: éxito total.
Un beso,
Lucía

Supercalifragi dijo...

bueeeeno Lucia.... exito total, es mucho decir....pero estamos contentas y hemos aprendido mucho en esta primera excursión al maravilloso mundo de la agricultura.
un beso

María Victoria Arroyo dijo...

¡Qué bueno todo lo que cuentas! Interesantes esas plantaciones de cucúrbitas en las acequias principales de riego para sombrear y retener el terreno.
¿Me reserváis un bancal pequeñito para mí?: Probando a no mover el terreno. Como experiencia. Porfi.

María Victoria Arroyo dijo...

Pd: Los tagetes son una plaga. Ya veréis, ya...

Supercalifragi dijo...

Concedido Mavi Arroyo, ya sabes que de mayores queremos ser como tu, así que cuenta con tu bancal...eso si, parece que quieras o no, tu consulado en pajaros en la cabeza tendrá unos preciosos tajetes naranja intenso.