lunes, 22 de junio de 2015

Celebración del solsticio de verano





Este fin de semana hemos estado en familia celebrando la llegada del verano.






Hace unas semanas decidimos que queríamos reunir en un fin de semana de celebración a todas esas mujeres de nuestra vida que brillan en la frecuencia de la sensibilidad, las emociones y fuerza femenina. Mujeres únicas, auténticas, hechas por si mismas sin patrones donde las lineas de puntos vienen marcadas. Cada una en su propio estilo pero todas juntas en nuestro interior generan esa sensación de familia, de equipo, de tribu.
Nos hubiese encantado que pudieseis estar todas, hemos echado de menos a las que están muy lejos y dependen de un avión, a las que tenían bodas ineludibles, a las brujitas opositoras. El año que viene más y mejor, esto no ha hecho nada más que empezar.

Yo estoy nueva, renovada, llena de energía y de ganas, siento que me quiero mucho más de lo que me quería el viernes y que soy una suertuda por poder contar con vosotras y sentiros como hermanas.


Gracias a todas por ser y estar.




6 comentarios:

Alberto dijo...

Menus mal que habeis celebrado la llegada del "veranico"...voy tan "acelerao" que no me he dado ni cuenta que entré en esta estación !! Gracias ;)

Como soy "masculino" os mando un abrazo grandote a todas con mi lado más femenino (todos "los masculinos" lo tienen, aunque no lo sepan!).

Ánimosss y adelanteeee !!
Alberto.

María Victoria Arroyo dijo...

Beso fuerte para todas. OS sigo en vuestras andanzas.

Lucía Moreno Velo dijo...

Qué maravilla. ¿Hubo fuego? Agua ya veo que hubo. Nosotras invitamos a unos amigos a comer (somos así de clásicas).

Un beso,
Lucía

Supercalifragi dijo...

Sin fuego no hay renovación, no??? jejeje aunque un socuellamino de pura cepa diria "una celebración así sin fuego es como mear y no tirarte un pedete" jejeje (me encantan las expresiones de mi pueblo).
Si, hubo fuego y quemas de lo viejo, y pedida de deseos, y agua floral macerada toda la noche bajo la luna para lavarse a la mañana siguiente aunque como neopaganas nos falta mucho recorrido....el año que viene mejor.

un beso a los tres.

Recibimos tu abrazo de "nueva masculinidad" que asume y gusta de su lado femenino, Alberto.


Lucía Moreno Velo dijo...

El año que viene, corazón, os invitamos a una queimada en el Herrén.

Supercalifragi dijo...

pues si, hay que ir haciendo invitaciones firmes a ver si de una vez nos visitamos. Aunque a partir de ahora vamos a estar pilladísimas con la obra. (ayer, por fin, nos dieron el SI desde el colegio de arquitectos, así que empezamos en breve....QUE VÉRTIGO!!!)