domingo, 28 de junio de 2015

Las escaleras imperiales de la alberca



Cuando, hace dos veranos, terminamos de reparar la alberca, nos encontramos con un montón de escombro con el que decidimos montar unas escaleras de subida que hiciesen fácil el acceso al baño veraniego.

Entonces no sabíamos mucho de construcción y aunque quedaron preciosas, rollo Sisi emperatriz rural, no han sido muy duraderas. 


Este año las hemos mejorado.




Las fotos que siguen son del 2013, recién llegadas a Ciudad Real, con 100 kilos de ganas en cada dedo. 

Primero colocar el escombro y hacerle diques de piedra con cemento. Todo amasado a mano y sacando el agua necesaria a cubos del pozo... si no fuese por los guantes de goma podríamos decir que todo está hecho al más puro estilo "principios del siglo XX"





Quedaron bastante bien para estar hechas por manos que hasta una semana antes nunca habían tocado una paleta y una llana, pero con el tiempo supimos que donde pusimos cemento deberíamos haber puesto hormigón armado, y la vida se apoderó de la escalera. 

Así de bonitas lucieron la primavera pasada, pero este año empezaron a ser intransitables, así que les hemos devuelto la funcionalidad aplicando los conocimientos albañilisticos que nos ha ido dando el tiempo y sobre todo nuestro incondicional Miguel Bejarano Nosequehariamosinti.


Así, después de la reparación del pozo, nos hemos liado a dejar las escaleras preciosas y duras.


A ver si poco a poco le vamos dando vida de nuevo a este arriate, que ha quedado bastante jodido después de la reparación. En la foto se ve una incipiente mata de periquitos rosados, a ver si va creciendo y le da un toque de color a tanto cemento....pero que gusto da ahora salir del agua, copón!!! 





No hay comentarios: