miércoles, 18 de noviembre de 2015

Secando expres




Hemos acabado con los recubrimientos y aunque estamos disfrutando de unos días de sol maravillosos el secado de la zona norte (siempre a la sombra) se resistía.

Es por eso que hemos tomado medidas radicales.



Esta época es húmeda y aunque durante el día luzca un sol de lujo por las noches hay mucha humedad. La zona norte y los contramuros de entrada, siempre a la sombra, han permanecido húmedos durante semanas.

Para comenzar a encalar y acabar por fin con las reparaciones antes de que nos lleguen los fríos, necesitamos la superficie seca. Así que hemos tenido que recurrir al fuego para acelerar el proceso.

Las hogueras han sido las protagonistas en la última semana. Al principio a pie de suelo y luego elevándolas con andamios para poder secar también las partes altas.


Secado de las zonas bajas del domo

Fuegos a media altura en soporte de chapa y andamio

Secado de las partes más altas usando dos andamios y el portal de entrada

Tardamos días en dar con esta posibilidad de secado rápido (parece mentira  que con lo "listism@s" que somos, a veces las soluciones mas sencillas son las que no te vienen a la mente) y en tres días el domo al completo está seco.

Como curiosidad dejamos fotos de detalles de los acabados:




A la izquierda arriba la vista de la tierra con paja, una vez seca la arcilla agrieta, es la paja la que hace posible que las grietas no sean demasiado grandes ya que la fibra de la paja liga el mortero. 
En la foto de la derecha arriba vemos el acabado final, conseguido con la aplicación de varias capas con esponja, de una mezcla de tierra y arena de záncara (no lavada) al 1-2.



En la foto una pareja de guapas y cansadas soñadoras aplicando la masa de arena y tierra. 
Ahora se ve tan bonito con el color tierra que nos da pena encalarlo... 

Como siempre, agradecemos la ayuda a nuestros tres hijos adoptados ya criados, María, Miguel y Dani. Os queremos gente bella.

1 comentario:

Lucía Moreno Velo dijo...

Precioso. ¡Ánimo, chicas!