martes, 19 de enero de 2016

La Edad del Bronce en la Mancha. La Cultura de las Motillas



Se presenta el primer libro sobre la Cultura de las Motillas en  La Mancha en la Biblioteca Pública del Estado en Ciudad Real y allí hemos estado con nuestros amigos Dani y Celia para empaparnos de los nuevos descubrimientos.

Os dejamos un avance de estas curiosos asentamientos de la prehistoria más reciente. Posiblemente la primera cultura hidrográfica descubierta en Europa, por si ello os anima a visitar la Motilla de Azuer en Daimiel, la única hasta el momento, abierta al público.



Se trata de un tipo de asentamiento localizado en zonas de llanura en el entorno de cauces fluviales o zonas lacustres y que son fácilmente reconocibles en el paisaje ya que aparecen como montículos artificiales en forma de tell que llegan incluso a superar los 10 metros de altura.


Se corresponden estas construcciones con una sequía prolongada durante 800 años, que hizo que las aguas superficiales prácticamente desapareciesen, es este el motivo principal que lleva a los habitantes prehistóricos de nuestras tierras a configurar esta primera red de pozos, para abastecerse del agua almacenada en los acuíferos más someros. Hasta aquí se había llegado a indagar con los estudios que comienzan en los años 70 y que permitieron documentar  un tipo de asentamiento caracterizado por su gran complejidad arquitectónica. 


En 2005, en las excavaciones de la Motilla de Azuer (Daimiel), se documentó un pozo de grandes dimensiones que perforó la terraza aluvial hasta alcanzar el nivel freático. Este hallazgo explicaba la localización de las motillas en los cauces fluviales, y la relación de las construcciones con las peculiares condiciones ecológicas de La Mancha en la Edad de Bronce. Se trata de construcciones monumentales realizadas con muros de mampostería que llegan a alcanzar los 9  metros de altura conservada y que delimitan diferentes recintos concéntricos de planta aproximadamente circular.


En este libro, con una visión multidisciplinar,  abarca mucho más allá y deja atrás la visión de las Motillas como simples pozos amurallados. 

Sobre todo son interesantes los estudios desde el punto de vista arqueoastronómico de la Edad del Bronce en La Mancha, que destacan la importancia de la orientación astronómica de la construcción de las Motillas, especialmente hacia el orto solar en el solsticio de invierno, o las estrellas de la Cruz del Sur - hoy no visibles desde nuestras latitudes - por lo que parece evidente la inclusión de las aquitecturas dentro de elaborados programas simbólicos e ideológicos, donde el solsticio de invierno debió jugar un destacado papel en sus cosmovisiones, de manera que vemos en las Motillas también un lugar de culto, depósito de ofrendas, de enterramientos de difuntos, etc...

3 comentarios:

David Losada dijo...

Muy interesante, como siempre. ¡Ánimo con el 2016!

Supercalifragi dijo...

Gracias David! un saludo.

Fidel F. García-Berlanga Salas dijo...

Estupendo resumen. Ya tenemos otra guía para ver el Azuer (y la Venta de Borondo,... y sobre todo a un par de amigas extraordinarias)